Nolween Fichere

Cuando supe que venía a España, me sorprendió, porque no podía creer que mi sueño se realizaría. Luego, el 1 de enero de 2020, en el aeropuerto Roland Garros, supe que no era un sueño y que iba a España, que por fin iba a visitar un país que siempre quise ver y hacer una pasantía.

 

Entré en el avión con una bola en el estómago porque tenía miedo. El miedo de no entender a la gente, el miedo de no pasar una buena estancia y luego el miedo desapareció cuando el avión despegó. Llegué a Murcia el 02 de enero de 2020, conocí a mi familia anfitriona, compuesta por María Carmen (la madre), Eduardo (el padre), Alberto (el hijo) y Raquel (la hija) que estudia en Madrid. Al principio me sentía un poco sola porque no entendía mucho de lo que me decía, pero poco a poco empezaba a acostumbrarme, aunque echaba de menos a mi familia, estaba pensando que sería una aventura inolvidable.

El lunes 03 de enero fuimos a visitar el ayuntamiento y luego en la ciudad que es maravilloso hay mucho que ver y descubrir  fue un buen día aunque fue un poco agotador por el viaje, por la noche comí con la familia anfitriona y descansé para mi primer día de prácticas. A la mañana siguiente me despierto emocionada por empezar mi pasantía,

Cuando me enteré de que iba a hacer mi pasantía en el Instituto Hispánico de Murcia, me alegré de saber y conocer cosas nuevas y nuevas personas que salen de cuatro rincones del mundo para aprender español.

El primer día no fue fácil, yo no entendía prácticamente el español, no encontraba las palabras adecuadas para hablar y eso me desanimó, pero pensé que había venido aquí para aprender, así que es normal que al principio no entiendo nada. Por la noche mi profesor me envió un mensaje para decirme que en la mañana de 9:00 a 11:00 teníamos clases de español con ella para poder comunicarse con la gente de la empresa, y también para mejorar mi español. Durante toda una semana por la mañana trabajé mi español con la señora y por la tarde trabajé con Esther y Felipe. El jueves y el viernes por la noche tuve clase de Flamenco. 

Gracias al curso de español por la mañana pude comunicarme con la gente y ser un poco cómodo en empresa.

España es totalmente diferente de la isla de Reunión, pero he tenido una buena semana a pesar de los momentos difíciles y estoy contenta de estar en España.

la semana que viene os hablaré de las diferencias entre mi Isla y Murcia.

Gracias por leerme.

 

0
0
0
s2smodern
powered by social2s