doble significado clases español extranjeros Murcia

La lengua española es muy diversa, tanto geográficamente como en el léxico. Así pues, un mismo significante puede tener diferentes significados —lo que se conoce como polisemia— en función del área geográfica en que se utilice.

En las siguientes líneas se pondrá el foco en algunas palabras que, a pesar de que son compartidas tanto en el español peninsular como el americano, presentan usos y significados que difieren sobremanera.

1. ALIVIAR

El significado que tiene este verbo en la mayoría de países hispanohablantes es el de ‘hacer algo menos pesado’ o ‘aligerar’. Sin embargo, en México, Guatemala, Nicaragua, Colombia y Bolivia, se utiliza, con la forma pronominal, como sinónimo de parir. Es decir, su significado es ‘dar a luz’. Este es un ejemplo de cómo se usa:

Tal vez me confundí, doctor, no creí que la parturienta estuviera a punto de aliviarse (Rafael Olivera, 1991, ¿Enfermera, doctora o santa?, México, CREA

2. ARGOLLA

En ciertos países de América, una argolla es un anillo de compromiso. Parece que esto se debe a una extensión del significado original —y más utilizado en el español peninsular—; según el DLE, su primera acepción es la siguiente: ‘aro grueso, generalmente de hierro, que, afirmado debidamente, sirve de amarre o asidero’. Una argolla, por ejemplo, se puede utilizar para sujetar cortinas, entre otros usos.

3. COMIDA

Si un español busca la palabra comida en el DLE, pronto advertirá que algo no concuerda. La primera acepción hace referencia a aquello que se ingiere. La segunda, también habitual, alude al ‘alimento que se toma al mediodía o primeras horas de la tarde’. Ahora bien, su tercera acepción es ‘cena’, lo cual no casa mucho con la anterior. En algunos países de América, se llama almuerzo a lo que en España se llama comida. De hecho, la primera acepción de la palabra almuerzo en el Diccionario es ‘comida del mediodía o primeras horas de la tarde’, muy similar a la segunda acepción de la palabra comida. Pues bien, lo que en España se conoce por cena es, propiamente, la comida en ciertas zonas. Aunque no siempre se utiliza almuerzo/comida (América) y comida/cena; puede que, simplemente, se llame comida a la ingesta de alimentos del mediodía y a la de la noche.

Según el Diccionario de americanismos, en Costa Rica, Puerto Rico, Colombia, Venezuela y Perú, es el ‘alimento que se toma entre las 17 y 21 horas’.

4. JERINGA

En sentido amplio, una jeringa es un instrumento en forma de tubo que sirve para inyectar líquidos. Por extensión de significado —quizá de manera metafórica— en algunas zonas de América también se utiliza este término con el significado de ‘molestia’ o ‘persona molesta’. He aquí un ejemplo:

De esto ya hemos hablado y yo no le saco el culo a la jeringa ni me atemorizo así nomás. Estoy diciendo de vender ropa, no de contrabandear (Ignacio Martínez, 2003, Las orillas del océano, Uruguay, CORPES).

5. LIMOSNERO

Este podría ser un ejemplo de autoantónimo «geográfico». Un limosnero, como recoge el DLE, es una persona caritativa, que da limosnas. Pues bien, tanto en el sur de España como en América se utiliza para hacer referencia no a quien la da, sino a quien la recibe. Es decir, con el significado de ‘pordiosero’. Y un pordiosero, como recoge el Diccionario de la lengua española, es una persona ‘que pide limosna’.

6. MANTECA

En algunas zonas de América no tiene el significado que recoge el DLE —‘producto obtenido por el batido, amasado y posterior maduración de la crema extraída de la leche de vaca o de otros animales’— sino que puede hacer referencia, en un registro coloquial, a la marihuana, como señala el Diccionario de americanismos. En Venezuela, además, alude al dinero que se gana fácilmente, mientras que en Colombia, en el habla popular, hace referencia a una empleada de servicio doméstico. En Argentina se utiliza como sinónimo de mantequilla.

7. PITILLO

Un pitillo es, básicamente, un cigarrillo. Quizá por extensión metafórica —por la forma de este— en algunos países de América, como Cuba, Colombia o Venezuela, hace referencia al tubo estrecho que sirve para sorber líquidos. Lo que, en otros muchos países, se conoce como paja o pajita.

8. TEMBLOR

Un temblor, aparte de ser la acción y el efecto de temblar, también puede ser sinónimo de terremoto. De hecho, en América se emplea temblor para aludir a los terremotos. En Guatemala, por ejemplo, el verbo temblar significa, además, ‘haber terremotos’.

9. TINTO

Además de ser el participio irregular del verbo teñir, lo curioso de esta palabra es su aplicación. En España se utiliza, generalmente, para hacer referencia al color —rojo oscuro— del vino. Sin embargo, en países como Colombia, Venezuela o Ecuador, se emplea con el café, para indicar que este no lleva leche —lo que también se conoce como café solo—.

10. VAINA

El origen de esta palabra nos llevaría a relacionarla con la palabra latina vagina, de la que procede, pero nos llevaría por otros derroterosEn el plano del significado podemos ver que, según el DLE, alude a una ‘funda ajustada para armas blancas o instrumentos cortantes o punzantes’. También hace referencia a la cáscara larga que contiene las semillas de ciertas plantas. Pues bien, quizá por extensión, en algunos países de América las vainas no son las cáscaras, sino también las semillas —es decir, vaina es sinónimo de judía verde—. Además, como se señala en el Diccionario de americanismos, también puede significar ‘cosa o asunto cuyo nombre se desconoce, no se recuerda o no se quiere mencionar’.

fuente: leon hunter

Instituto Hispánico de Murcia | Cursos de español España

0
0
0
s2smodern